Buzos desactivadores de minas
Historia

Convertirse en un Buzo Buscaminas
15/06/2017

Buzos desactivadores de minas, un trabajo de buceo distinto


Los soldados de la Armada, los buzos desactivadores de minas bajan sin descanso todos los días para neutralizar algunas de las 300.000 minas submarinas. Los dispositivos explosivos bajo el agua, vestigios de la Segunda Guerra Mundial han quedado enterrados en el fondo del mar y están a la espera de que llegue un héroe del buceo. Estos buzos también llevan a cabo diversos trabajos submarinos, tales como corte, soldadura y montaje de estructuras metálicas. También pueden participar en rescates marinos, búsqueda de cajas negras en el caso de un accidente aéreo en el mar o intervenir militarmente en áreas operativas y zonas de combate en el extranjero. Es un trabajo increíblemente arriesgado, estos hombres necesitan definitivamente un auto-control perfecto, ya que solo pueden bajar a 80 metros. Los accidentes son raros considerando condiciones de presión, De hecho, no se registran más de una docena de accidentes en las más de 250.000 inmersiones anuales. Una sólida formación es esencial para la práctica de este trabajo de alto riesgo. Hoy en día, hay solo trescientos buzos desactivadores de minas en todo el mundo.


Buzos desactivadores de minas


Búsqueda de minas en buceo, una experiencia de aprendizaje completa


En Francia, la escuela de buceo de Saint-Mandrier, frente a Toulon, tiene la responsabilidad de formar a los buzos profesionales de la Marina Francesa y entrega certificados de buceo para desactivar minas y patentes superiores. Fue desde este campo de entrenamiento de buceo particular de la Marina francesa, que el comandante Cousteau trabajó en la creación de la CEPHISMER, que representa la mayor revolución de buceo como lo conocemos hoy en día. Para la limpieza de minas, la habilidad más importante es la comprensión y el manejo de las paradas de descompresión, para así evitar accidentes debido a una subida rápida. Para reducir el riesgo, CEPHISMER creó un laboratorio mundial de buceo. Las simulaciones, donde se utiliza una cámara hiperbárica CH500, se realizan todos los días en el lugar. En ella pueden entrar cuatro buzos al mismo tiempo.


A pesar del peligro de este trabajo, sigue atrayendo a muchos candidatos cada año. Las aventuras del comandante Cousteau siguen siendo potentes.


Su opinion

Ultimos Articulos

   Presupuesto