compensar en buceo
Salud

Salud del oído: cómo impedir que tus oídos arruinen tus inmersiones
09/10/2019

De acuerdo a una encuesta realizada por el equipo de Divein.com, casi el 90 por ciento de los buzos no compensan la presión de la manera correcta, dejándolos vulnerables a las lesiones en los oídos por inmersión. El 29% de los buzos tuvieron que permanecer fuera del agua durante semanas, o incluso meses, debido a problemas en los oídos causados por una inadecuada compensación. Además, más del 6 por ciento de los buzos han sufrido daños permanentes en los oídos debido a problemas con la compensación. Ya es hora de echar un vistazo a lo que estamos haciendo mal y encontrar una nueva manera de realizar la compensación que sea adecuada para ti.


Hemos estado compensando de la manera equivocada


Si bien a la mayoría de nosotros nos enseñaron que la mejor manera de compensar es apretarse las fosas nasales y soplar por la nariz (la Maniobra de Valsalva), ésta podría no ser la mejor manera de compensar tus oídos.

Sí – este método funciona bien, pero solo si mantienes las trompas abiertas antes de que cambie la presión.

Si no compensas lo suficientemente temprano o con suficiente frecuencia, esa diferencia de presión puede juntar algunos tejidos blandos, los cuales cerrarán los extremos de las trompas.

Entonces, cuando empujas el aire sobre esos tejidos, simplemente se cierran las trompas.

Afortunadamente, hay algunos excelentes métodos alternativos de compensación. Como con cualquier nueva habilidad, es una buena idea practicar algunas veces y ver cuál te funciona mejor.


5 métodos alternativos de compensación que funcionan


1. Maniobra de Toynbee


En resumen: presiona tus fosas nasales y traga

Con las fosas nasales apretadas o bloqueadas contra la pieza facial de tu máscara, traga. Esto abre las trompas de Eustaquio, las cuales conectan el oído medio con la parte posterior de la nariz y la garganta, y comprime el aire contra ellas.


2. Técnica Lowry


En resumen: presiona tus fosas nasales, sopla y traga

Esta combinación de Valsalva y Toynbee funciona bien. Mientras tus fosas nasales están cerradas, sopla por la nariz y traga al mismo tiempo.


3. Técnica Edmonds


En resumen: presiona tus fosas nasales, sopla y empuja tu mandíbula hacia adelante

Ejerce tensión en el tejido blando de la parte posterior del techo de la boca (el paladar blando) y los músculos de la garganta. Luego empuja la mandíbula hacia adelante y hacia abajo y haz una maniobra de Valsalva.


4. Maniobra Frenzel


En resumen: presiona tus fosas nasales y haz el sonido de la letra ‘K’

Cierra tu nariz y la parte posterior de la garganta. Luego haz el sonido de la letra "K". Este movimiento fuerza la parte posterior de la lengua hacia arriba, empujando el aire contra las trompas de Eustaquio.


5. Apertura Voluntaria de las Trompas


En resumen: Ejerce tensión en la garganta y empuja la mandíbula hacia adelante

Ejerce tensión en el paladar blando y la garganta mientras empujas la mandíbula hacia adelante y hacia abajo, como si estuvieras comenzando a bostezar. Esto hace que las trompas de Eustaquio se abran. La Apertura Voluntaria de las Trompas requiere práctica, pero puedes aprender a controlar esos músculos a tiempo y mantener abiertas las trompas de Eustaquio para una compensación continua.


Cualquiera que sea el método que escojas, recuerda compensar a menudo durante tu descenso para proteger completamente tus oídos.

10 consejos para una fácil compensación


1. Presta atención a un sonido como un ‘pop’

Antes de comenzar a bucear, asegúrate de escuchar un chasquido o un clic en ambos oídos cuando tragas. Esto asegura que ambas trompas de Eustaquio estén abiertas.


2. Comienza a compensar antes de bucear

Unas pocas horas antes de bucear, comienza a compensar tus oídos cada pocos minutos. Esta es una excelente manera de reducir las posibilidades de un bloqueo durante las primeras etapas de tu descenso.


3. Compensa en la superficie

Esta es una excelente manera de ayudarte a superar el primer metro de tu descenso cuando está ocupado descargando aire y organizándote. Asegúrate de compensar suavemente y ver si esto funciona para ti.


4. Desciende con los pies primero

El aire sube por las trompas de Eustaquio y los fluidos drenan hacia abajo. Estar en una posición con la cabeza hacia arriba hace que sea mucho más fácil compensar y con mucho menos fuerza.


5. Mira hacia arriba

Esto abre tus trompas de Eustaquio y te ayuda a compensar.


6. Usa una línea descendente

Esta es una excelente manera de controlar tu descenso para que puedas concentrarte en un descenso lento y con una compensación continua.


7. Compensa Con Frecuencia

Esto es clave para prevenir problemas, así que toma la delantera en el juego y compensa con frecuencia.


8. Si te duele, detente!

No intentes insistir a pesar del dolor. Si tus oídos comienzan a doler, asciende unos pocos pies e intenta compensar nuevamente. Ninguna inmersión vale la pena si el resultado es un barotraumatismo.


9. Evita el alcohol y el tabaco

Ambos irritan las membranas mucosas, lo que puede causar la producción de más mucosidad que bloquee tus trompas de Eustaquio.


10. Mantén limpia tu máscara

El agua en la máscara y la nariz puede irritar las membranas mucosas, que luego bloquean las trompas de Eustaquio. La mejor manera de mantener tu máscara libre de agua es asegurándote de que se ajuste correctamente.



Esta guía a las mejores máscaras de buceo te ayudará a elegir una máscara que se adapte a tu cara apropiadamente.



Contiene información actualizada sobre los diferentes tipos de máscaras y a quién se ajustan mejor, así como las ventajas y desventajas de los diferentes diseños de máscaras.

Este artículo fue escrito por Kathryn Curzon, una conservacionista de tiburones y escritora de viajes de buceo. Sigue sus aventuras en www.kathryncurzon.com

compensar sus oidos buceo

Su opinion

1 Opinion

Gordon 18/11/2019
" Hopefully this works. "

Ultimos Articulos

   Presupuesto