yoga buceo
Salud

Yoga y buceo, ¿dos actividades compatibles?
24/04/2019

A primera vista, el Yoga parece estar muy lejos del mundo del buceo. En realidad, se trata de dos actividades que funcionan muy bien juntas. El yoga se asocia a menudo, erróneamente, con la flexibilidad del cuerpo. Este es el primer obstáculo que impide a una persona descubrir cuál es la verdadera esencia del Yoga. Las posturas de yoga reorientan al practicante hacia su cuerpo y su respiración, permitiéndole lidiar con el estrés, la fatiga y las emociones. Es por eso que el Yoga puede ser descrito como una práctica física y mental. Es esencialmente este trabajo mental el que conecta el buceo y el Yoga. Ambas actividades comparten un elemento común esencial: la respiración. En el buceo, como en el yoga, todo se centra en el trabajo de la respiración. Cuanto más lenta y suavemente respire, más podrá disfrutar de su inmersión de forma segura consumiendo menos aire y prolongando su tiempo bajo el agua. Un mejor control de su respiración también permite una mejor aprehensión del estrés. Esta es una regla que los buzos experimentados aplican para sacar el máximo provecho del mundo acuático.


Yoga y submarinismo, ¿cómo respirar?


Este control de la respiración también es esencial en el Yoga, es incluso el eje central de la práctica Yóguica. En efecto, todos los movimientos yóguicos son estudiados para realinear su espalda y abrir su pecho, para optimizar su flujo respiratorio. El practicante de Yoga adaptará así su respiración con el movimiento, preparará la postura en la inspiración y la realizará en la exhalación. Con frecuencia, el Yogui (practicante de yoga) tiene una respiración tranquila y profunda incluso cuando no está practicando. Así que cuando un Yogui (Yogini: para mujeres) aprende a bucear o un buceador aprende a hacer Yoga, pronto se dará cuenta de que un mejor control de su respiración le permite disfrutar de una mejor actividad. El vínculo entre el buceo y el yoga es muy fuerte y son dos actividades muy complementarias. El buceo permite vivir el momento presente con serenidad y comodidad en el medio acuático, mientras que el yoga permite vivir el momento presente con paz y tranquilidad en tierra firme. El matrimonio de los dos permite así disfrutar del momento presente en todas partes.


Bucear en Nusa Penida


En el mundo del buceo, Indonesia es uno de los lugares más bellos. La fama de los lugares de buceo indonesios está bien consolidada: corales y fauna acuática, agua entre 18 y 30 grados, visibilidad a 30 metros. Indonesia es un paso importante en el camino del buceador. Y Nusa Penida es la perla rara del país! Abierto recientemente al turismo, el ecosistema marino de Nusa Penida está todavía bien conservado. Ofrece unos quince sitios; algunos conocidos por sus mantarrayas (Manta Point, Bahía de Manta), otros por sus corales (SD / PED / Toyapakeh) y especialmente aquellos donde podemos ver la Mola Mola, la "estrella" de los peces de la isla. Los sitios de buceo de Penida también ofrecen buceo a la deriva, que entrena a los principiantes y endurece a los buzos experimentados. Todas las condiciones están reunidas para inmersiones memorables que esperamos que te sorprendan.


Yoga en Nusa Penida


Al llegar a Nusa Penida, usted tendrá la oportunidad, además de explorar el lecho marino de la isla, de (re)descubrir el Yoga. Después de sus inmersiones por la mañana, por ejemplo, puede practicar por la tarde una clase de Yoga en la tranquilidad de Nusa Penida. Las clases están abiertas a todos, especialmente para aquellos que nunca han practicado. El profesor de Yoga es francés y se formó en la India. Puede dar clases en inglés y español, ajustar la clase de acuerdo a su nivel y adaptarse a los buceadores. Así que no dude en enriquecer su experiencia participando en una clase de yoga.





yoga beach

Su opinion

Ultimos Articulos

   Presupuesto